cabezote
cabezote

Moda & Tradición Artesanal

La construcción de una relación virtuosa entre diseñadores y artesanos es un reto para Colombia. Todos debemos aportar para que este sector se fortalezca en la mejor dirección.

Hilos que hablan solos

El cumare proviene de un árbol de la región amazónica en Colombia. Muy preciado por su resistencia, es objeto de estudio en la Universidad Jorge Tadeo Lozano con miras a desarrollar nanotecnología aplicada a esta fibra vegetal para crear un nuevo textil.

"DRESS UP" DE AMAAALIA

La ilustradora colombiana Amalia Restrepo muestra con su serie de animales que lucen accesorios en qué consiste la banalidad o la inmensa astucia del mundo de la moda.

CAS A PORTER

Kika Vargas y Bibi Marini abren un espacio para el diseño que revela la personalidad de las creadoras colombianas. Moda, accesorios, mobiliario y libros. En CC El Retiro, Bogotá.

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Naranja (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

¡FELIZ 2017!

Con la ilustradora Amalia Restrepo nos pusimos a la tarea de crear una pieza que pueda acompañarlos de enero a diciembre de 2017. Aquí está: es la SillaVerde interpretada por @amaaalia. Es una tarjeta-calendario que pueden obtener físicamente escribiendo a info@sillaverde.co

LABOR CONSTANTE

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA.

fb
JULIO SALLEG, EL HOMBRE CONSCIENTE

Publicado 2017-07-30 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

En medio de un bosque frondoso, donde en los años 80 transcurrían las fronteras invisibles impuestas por Pablo Escobar y sus secuaces, nació la visionaria institución educativa impulsada por Salleg.

En la Colegiatura de Medellín se forman buena parte de los diseñadores de moda del país. Desde 1986, la vocación de esta universidad se centra en un valioso modelo educativo a partir de la autonomía intelectual, creativa y emocional de cada estudiante. Esta particular labor se evidencia en cada edición de Colombiamoda, evento de Inexmoda, desde hace 16 años con la pasarela Jóvenes Creadores. ¿Quién está detrás y cómo piensa uno de los fundadores de la Colegiatura, actual rector de la misma? Entrevista de SillaVerde a Julio Salleg.

 

Rocio Arias Hofman -RAH-: ¿Quiénes participaron en la gestación de este proyecto educativo?

Julio Salleg -JS-: Enrique Salleg –mi hermano–, Humberto Palacio y otra persona que ya no está. Humberto es abogado, Enrique diseñador y yo diseñador también, con estudios en arquitectura. Ahí empezamos el proceso. La Colegiatura en ese momento era educación no formal. Pero con todas las intenciones de calidad altísima. Nos creíamos universidad y la Secretaría de Educación nos decía ‘venga, ustedes no pueden tener eso así de formal, porque es formación no formal’, y nosotros ‘déjenos así, mientras haya calidad, no importa tener ese reglamento’. Mientras tú des la calidad el otro se abre a recibir lo que sea.

RAH: Fueron conquistando a los alumnos, ¿cuál era el gancho?

JS: Trabajamos como diseñadores y basados en el gremio de diseñadores. Entonces a los colegas los invitamos a ser docentes. Y como eran reconocidos en el medio, la gente empezó a ver que podíamos ser de buena calidad. Y cuando empezamos a ver los resultados y el contacto con Inexmoda ahí mismo, eso ayudó a que nos articuláramos. Estábamos comprometidos con la calidad. Nos fueron diciendo ‘¿ustedes son competencia de qué universidad?’ ,‘no estamos pretendiendo ser universidad’  -respondíamos-y fuimos creciendo.

RAH: ¿Cuáles eran los criterios fundamentales para hablar de diseño de calidad?

JS: Primero, nosotros denominamos la carrera de Diseño de Moda como "Diseño de Modas" (en plural). No queríamos que fuera singular, porque nos refería solamente a estar de moda y nosotros nos referimos es al diseño, a la creación. Cuando tú haces diseño, realmente no pasa de moda. Ese era el enfoque. De calidad porque debía tenerse en cuenta la producción, la gestión, y la calidad del producto, pero primero la creación.

RAH: ¿Continúa este enfoque como propósito fundamental de la Colegiatura?

JS: No ha variado y tenemos otros pilares de la carrera ahora. Consideramos que si uno conoce esos pilares, se puede desempeñar como diseñador de modas. Y, a la vez, enseñamos la parte comercial, porque no todas las empresas necesitancreativos a nivel de diseño.

RAH: Esa es la disyuntiva que se está planteando con este crecimiento y esta visibilidad del potencial de la industria en Colombia. ¿Qué sector desean abastecer más en materia laboral?, ¿la parte creativa, el aspecto técnico?

JS: El diseño, sin duda. El estudiante entra con la ilusión de que es muy creativo y lo que pasa es que le gusta vestirse a la moda. A los que son altamente creativos les va muy bien en los diseños conceptuales, cuando llegamos a lo comercial les da durísimo porque implica observar la industria, mirar lo que está en tendencia. Y, al revés, al que tiene ese perfil le es muy difícil entender lo conceptual, pero le va muy bien en lo comercial.

RAH: Y la formación en negocio…

JS: Claro, damos administración, mercadeo. Y el estudiante en ese nivel quiere ser es diseñador. No quiere multiplicar no quiere sacar promedios y nosotros les decimos ‘es que lo vas a necesitar’. Y no entienden sino cuando van a hacer la práctica: ‘ tú por qué no me enseñaste’. Las materias están ahí pero creen que son de “relleno”. Es complejo porque las personas creen que estudian diseño solo para crear, sin nada de producción.  De hecho, nosotros cuando empezamos siendo no formales teníamos un semestre de práctica. Eso solo existía en EAFIT y nuestra institución.

En nuestro caso era un semestre antes de graduarse. Para que el estudiante fuera a la industria, viera lo que le faltaba y regresar. ¿Qué sucedía? pues que el estudiante salía en séptimo semestre tan bien preparado que la industria se quedaba con él y el estudiante no volvía, no se graduaba. Se estaba volviendo un problema para nosotros en el sentido en que ‘cuidado, esto va a seguir creciendo y después no vas a tener título’. Porque el estudiante joven está recibiendo un salario, ya se siente independiente, dejar todo eso para culminar el último semestre de formación no es fácil. Nosotros les decimos ‘sabemos qué te pasa pero puede que dentro de diez años te digan, no tienes título’ y te desplacen.

RAH: ¿La industria está ofreciendo buenas posibilidades laborales a sus estudiantes?

JS: Por eso me gustaría mostrarte el pensamiento institucional, porque le decimos a todos los estudiantes –aún los que vienen al proceso de orientación profesional para carreras que no tenemos– que nadie vive de la carrera que estudia. Eso es mentira. Uno vive de lo que uno hace con la carrera que estudió. ¿Quién eres tú? Eso es lo más importante porque de eso va a depender lo que te paguen afuera. Hay personas que están ganando catorce millones de pesos y otras dos millones, son graduadas de la misma universidad, la misma carrera. ¿Dónde está la diferencia? La calidad se le dio a todos. Eso es lo que la persona tiene que ver de su profesión: qué perfil quiero para mí. La naturaleza me hizo único si lo sé construir. Si no, haces el perfil que todo el mundo cumple. Eso es la persona profesional debe darse cuenta.

RAH: En qué momento empiezan a hablarles así, ¿desde el comienzo?

JS: Desde el comienzo. Te muestro que tenemos cuatro asignaturas del componente institucional y se llaman pensarse, sentirse, expresarse y vivirse, para que haya esa reflexión.

RAH: ¿Quién diseñó el campus, sede de la Colegiatura?

JS: Una firma que se llama 2S que el arquitecto es Antonio Sofán. Nos gusta trabajar con él porque es el acertado para lo que nosotros concebimos que debe ser el espacio. Le contamos lo que queremos comunicar. En este caso le dijimos ‘que quede claro que nosotros estamos en el trópico, que quede claro que esto es Latinoamérica, que esto es color. Porque algún día estaremos abiertos al mundo’, esto es lo que somos, entonces no podíamos seguir haciendo ladrillos. Le planteamos eso y le dijimos ‘se supone que el calentamiento global viene –eso fue hace treinta años– entonces deben ser frescos los salones’. Entonces la solución que dio fue mirar la topografía del terreno y por eso la Colegiatura se desarrolla hacia adentro. Las personas pasan y no se dan cuenta de que la Colegiatura es todo esto. Y para allá va el proyecto del colegio.

RAH: ¿En qué consiste el proyecto del colegio?

JS: Nosotros tenemos la formación de educación media, cursos décimo y once. ¿Por qué creamos estos cursos de bachillerato? Nuestras áreas de formación son creatividad y comunicación. En nuestra cultura antioqueña todavía los papás creen que eso no sirve para nada, en pleno siglo XXI. El joven quiere estudiar diseño o gastronomía –aunque esta última la aceptaron más rápido–, y dicen ‘de qué vas a vivir. Haz lo que tú quieres, pero estudia primero administración’. Entonces, haciendo un trabajo arduo debemos posicionar las áreas. Los colegios no enseñan creatividad, cuando se les exige artes lo que hacen son manualidades. Nosotros dijimos ‘estamos viendo mucho joven que se está yendo para ofertas que son de hacer dos años en uno porque las áreas de física y matemática pura no les interesa’. Por eso abrimos décimo y once.

RAH: Más que conocimiento lo que están anticipando es una actitud frente al conocimiento...

JS: Exactamente. Es impresionante lo que sucede ahí. La experiencia fue que este año los jóvenes que están en once participan en la universidad siendo monitores. En todo se mira la calidad, ¿cómo hacemos para que estas personas jalonen el proceso creativo? Somos apasionados por la creatividad.

RAH: ¿Tienen una cultura laboral no tradicional en la universidad?

JS: Total, es decir, el ser humano es el origen. Tenemos un plan de formación en diferentes módulos y los tienen que hacer desde el rector hasta el señor de los tintos. Es cómo estoy conmigo y cómo estoy en la organización. Primero cómo estoy conmigo para poder estar con la organización. Es mensual porque las personas tienen que sacar sus propias herramientas, para tomar decisiones. Hay momentos en que se empoderan tanto que dicen ‘gracias, me voy’ porque están felices acá, pero les hacen una mejor oferta económica. Ellos pueden formarse acá; de hecho, un joven que era de servicios generales, decidió que iba a estudiar gastronomía. No se demoró cuatro años, sino ocho. Le resultó un puesto y se fue.

RAH: Y, en términos de números, ¿estamos hablando de cuántos estudiantes, cuántos empleados?

JS: Tenemos en este momentos seis carreras: la facultad de diseño, con diseño de modas, diseño de espacios escenario y diseño gráfico. La facultad de gastronomía, con la carrera de cocina profesional. Y la de comunicación tiene comunicación organizacional, y comunicación publicitaria. Hay más o menos 900 estudiantes en total. Somos alrededor de 120 empleados.

RAH: ¿Qué es el Centro para la Paz Consciente?

JS: Consideramos que desde el ser humano es desde donde se da el proceso de paz. No solamente desde las oportunidades de trabajo. Eso son otras áreas, pero estamos olvidando a ese ser humano, ahí empieza el conflicto. Porque allá afuera se te está diciendo que la dignidad está dada por lo que se tiene o se hace, no por lo que se es. Te lo muestran todo el día. Entonces hay personas más importantes y cargos más importantes, y hay vidas dignas. La paz no se cumple si el ser no se siente digno. Si retomo eso voy a querer lo mejor para mi familia, para mí y voy a utilizar las herramientas que tengo hasta ahora. El que tiene el conocimiento y el otro que tiene el arma, él sigue siendo igual de bueno. Está usando lo que puede. Lo que aspiramos que suceda es que podamos orientar este proceso desde ser humano, ser origen, desde allí. Para poder decirle a las empresas ‘este personal está ya con eso’. Porque cuando empezamos con esto del proceso de paz nos damos cuenta que vienen 10.000 personas que "trabajaban" en la guerrilla porque no hay que verlo como si fueran delincuentes. De alguna manera, ese era su trabajo. Y los estamos esperando 43 millones de colombianos diciendo que son malos. Quizás el trabajo no hay que hacerlo con ellos sino con los que estamos esperando. Porque es que ellos también vienen con temores, con sueños, con ganas de vivir en paz.

RAH: O les tienen miedo…

JS: O se les mira sesgadamente. Entonces por eso pensamos en el Centro, porque no es solo para quiénes vienen del proceso de paz sino para quienes estamos aguardándolos. 

RAH: El Centro, ¿es una propuesta académica?

JS: No. Es una escuela de la felicidad. Apenas estamos abriendo el espacio, no nos han dado presupuesto para nada. El presupuesto estaba en conseguir ese terreno. Cuando vimos un espacio que estaba construido que hay que reformar con todo el concepto de diseño Colegiatura porque no nos importa que sea una persona de bajos recursos, lo que importa es la dignidad del ser. Eso era lo primero, luego es conseguir los recursos para saber qué podemos proponer. Por ahora, ¿qué vemos? Hay muchos voluntarios formados que quieren aportar a la paz. Nosotros conformamos los grupos y ellos enseñan pedagogía para niños, por ejemplo. Todo sirve. Porque estamos creyendo que se necesita presupuesto y es una cosa que estamos desperdiciando. De igual forma están las personas “jubiladas” –uno se jubila laboralmente, pero no de la vida–. Esas personas tienen un conocimiento, y cuando hemos hablado con ellas, les decimos ‘usted no está para quedarse en su casa esperando que sus nietos lo visiten. Esta ciudad lo necesita porque usted está vivo’. Ahora, ¿cómo está esta ciudad? Cada uno mirará. Porque creo que como no hago nada el problema no es mío. Precisamente es tuyo porque no haces nada.

RAH: ¿A quiénes se van a dirigir para que acudan al Centro?

JS: Empezaremos este proceso de contactar a las comunidades para crear una relación académica. A nosotros no nos gusta llamarlo comunas –sé que Medellín está  dividido en comunas– porque eso tiene una connotación de violencia. Esta en la que nos encontramos está catalogada como comuna catorce. Generalmente uno se refiere con esa etiqueta a los barrios de escasos recursos económicos. También nos cuidamos en no decir estrato uno. Porque cuando hablo así, estoy calificando.

RAH: Entonces, ¿la idea es generar un impacto en el área?

JS: No en esta área solamente, sino en Medellín. Si hay que traer la gente de los barrios, buscaremos la manera de que lleguen. Porque no tienen ni si quiera para el transporte: 2000 pesos para llegar acá. Pero eso lo tenemos que solucionar. Eso es lo que vamos viendo, construyendo y fluyendo con lo que vaya sucediendo.

RAH: ¿Qué tipo de conocimiento quieren transmitirles y para hacer qué?

JS: Primero desde ser humano. Les vamos a dar formación en el ser, no en el hacer. Después, si continúan, les vamos a enseñar técnicas de lo que consideremos que el medio necesita. Pero primero enfoquémonos en ese potencial del ser humano.

RAH:  ¿Cómo convencerles? La vulnerabilidad obliga casi a olvidarse del ser porque hay que resolver primero la tarea de sobrevivir físicamente.

JS: Por ejemplo, nosotros fuimos los únicos referentes para la formación de las personas en el proyecto UVA  en Medellín, que se hicieron centros en muchos sectores de la ciudad. Eran sectores de barrios de muy escasos recursos. Y no había barrio al que llegáramos que no nos dijeran ‘oiga, a nosotros por qué nunca nos habían dicho esto’, ‘¿cómo así que nosotros valemos?’. Es que es fuertísimo. Nos decían ‘estamos cansados de que vengan a dictarnos talleres para una cantidad de bobadas, pero no nos habían dicho esto’.  Ya de ahí ellos ya podían buscar una solución. Les decíamos, ‘el estado no va a llegar, punto. La administración pública no va a llegar’. No nos podemos quedar esperando ‘que me den’. Porque entonces me quedo toda la vida esperando, ¿dónde está tu potencial? Ahí observamos cosas, y nos dimos cuenta de que las personas venían con un conocimiento a nivel de ellos mismos, por ejemplo de gastronomía. Uno dice me lo saboreo para que de ahí salga el gran producto y tenemos un sueño maravilloso, pero todavía no hay presupuesto para hacerlo. Era tomar todo este conocimiento y crear realmente una industria donde haya un equipo que sepa administrar. Porque es que a ti te dicen ‘es necesario’, como si fuera facilísimo, te dan 20 millones de pesos y eso no te alcanza sino para sacar los papeles. Pero a medida que crece tu empresa no sabes relacionarte. Qué tal si hay un equipo formando administración y recogemos el saber de todos y lo potenciamos creativamente. Porque cuando van a esos barrios, les están enseñando. Y le decía a la persona de la fundación ‘mucho cuidado, quizá eso no está ayudando, está creando más violencia’. Porque aprendes a hacer un collar y se lo vendes a esa vecina por 2000 pesos, que necesita esa plata para comer. No te va a pagar. Lo que hiciste fue crear un conflicto.  ¿Por qué no apoyamos allá para venir a vender en los estratos que tienen poder adquisitivo? Si le aportamos diseño. Entonces el dinero retorna, no se queda allá entre ellos mismos, generando una necesidad. Porque “la mujer es vanidosa en estrato 1, 2, 3, 4, 5 o 6. También quiere verse bonita, va a querer comprar ese collar, también se va a endeudar”.

RAH: Julio, lo veo muy optimista con el nudo gordiano que tiene que deshacer Colombia. Me refiero a ese hándicap social tan brutal. Ustedes ¿tienen el extremo de una pita para ayudar?

JS:  Nosotros estamos creyendo en la capacidad del ser humano, en que las cosas se pueden hacer de otras maneras, así los estudios socioeconómicos terminen diciendo otra cosa. ¿Qué te vas a creer tú?, no cómo está el país. Había crisis en la educación cuando nosotros estábamos creando tres programas. Y ahora tienen gente y se sostienen. Estamos pensando que es únicamente con lo que te dice la mente. El poder del ser humano va más allá. Me enteré en estos días de que un joven ganó un tercer premio en robótica en Estados Unidos, hijo de recicladores de un barrio de aquí sin recursos. Y cuando le fueron a dar el premio oficial, un curso de inglés online, éll dijo: ‘muchas gracias, pero es que yo no tengo computador’. Había creado su proyecto con aparaticos que el papá le llevaba de lo que hallaba en la calle. Cosas para que jugara. Ese ser humano sacó su potencial.

RAH:  En todo ese proceso educativo, esas generaciones que han ido pasando de estudiantes y egresados, ¿tienen manera de medir cómo en el mundo laboral estas personas preparadas de una manera tan particular causan en verdad efecto transformador en esos ámbitos?

JS: Estamos en ese proceso de medir. Porque vamos para el proceso de acreditación. Eso es de cada uno, la calidad la pone uno, no es la institución. Cuando hablamos de la calidad, tiene que ver también con qué tan convencida estás tú de ti. Y usted me pregunta por la acreditación, y yo respondo: tú estás acreditada contigo, tú te crees, porque eso es lo que importa afuera, ¿qué sabes? Hay de tres que están generando transformación. Es una cuestión de empoderarse con uno. Esto ha sido un proceso, acá no te vinimos a dar besitos y abracitos, aquí vinimos a que te asumieras como ser humano, con tu potencial; y desde ahí te vamos a exigir, sabiendo que tienes potencial, si tú no te lo crees es problema tuyo, y te estamos dando herramientas para que te lo creas, ¿las utilizas?

RAH:  Mi pregunta no iba a la medición cuantitativa. Iba a lo cualitativo. La universidad en este proceso que plantea, así como se están yendo hacia atrás con un colegio, me imagino que van hacia adelante, y a entender si en el mundo laboral los egresados de la Colegiatura están generado transformación.

JS: Nosotros inclusive a las direcciones para la docencia, la investigación, le cambiamos los nombres: se llama la dirección del saber sistémico, y la de académico es dirección del saber transformador. Y la administrativo financiera es la del saber sostenible. Y tenemos que trabajar en equipo.

RAH: Han creado un idioma propio ¿Ese tema del vocabulario particular existe desde el inicio de la Colegiatura?

JS: No. Se nos ha ido exigiendo a nosotros mismos. Porque como estamos hablando desde el ser humano, nos hemos dado cuenta de que necesitamos aclarar qué es para nosotros creatividad.

La universidad para el reconocimiento del potencial ilimitado, ser humano, ser origen, desde la felicidad, la creatividad y la comunicación; para la transformación consciente individual y social. Es decir, todo genera transformación para bien o para mal. Ahora, consciente de tu potencial de ser humano, estarías siendo coherente y podría ser para la transformación social. Para poder transformar lo social, me tengo que transformar yo. ¿Cómo te estoy viendo?, como me miro yo. Entonces tengo que ir viendo que la estratificación social existe para nociones económicas, pero para ser humanos somos iguales. Esta explicación del ser humano Colegiatura la doy en tu nivel y en el nivel cero de escasos recursos. La gente lo está entendiendo igual. Lo primero que nos planteamos para poderlo ubicar en el contexto era desde qué es la vida. Y la vida es la evolución de la materia y de la consciencia. La vida, no solo mi vida. Evolución de la materia y la consciencia que va cambiando. Hace millones de años éramos antropófagos, ahora no. Es un proceso de evolución. Evolución es movimiento, la vida no está quieta en ningún momento. El movimiento crea una experiencia personal, te quisiste mover a llegar a Colegiatura y estás creando una experiencia, positiva o negativa. Y esa experiencia genera conocimiento. Entonces, la experiencia de tu propia vida es válida y la han querido tener estandarizada. Tú estas viva con ella, tú no estás viva con la experiencia de nadie más. Pero hemos creído que hay experiencias más importantes; los señores nobel son muy inteligentes pero con esos premios hemos hecho guerras y armas nucleares también. Vamos a favor del ser humano, ser origen. No vamos en contra de nadie, hay que ir en coherencia contigo.

RAH: Sin que eso signifique no reconocer la contradicción necesaria de cada existencia, ¿no?

JS: De hecho, en nuestra misión no hablamos ya de respeto a la diferencia, sino de cuándo nos vamos a mover a la admiración de la diferencia. Es que el respeto es como bueno, te respeto porque eres distinto a mí.

¿Qué son las organizaciones? –inclusive la familia– la unión de seres humanos y por naturaleza distintos. La Colegiatura es la suma de todos los que estamos acá. Entonces este pensamiento institucional es la suma de todos nosotros. Y a veces nos dicen ‘son incoherentes’ y nosotros no somos santos, somos seres humanos y estamos entendiéndonos cada uno con cada uno, para después entendernos con otros. Hay una señora que dicen que se alimenta de aire, y  comunidades en India que se alimentan del sol. Tú tienes todo el derecho a no creer. Lo que pasa es que estamos en una pelea en el mundo de convencer de lo de uno. ¿Para qué?, para tener poder sobre ti. Nosotros en Colegiatura hablamos del poder de uno sobre uno, no de uno sobre el otro. ¿Tengo un poder sobre mis pensamientos, o mis pensamientos sobre mí? No es estancar las emociones, le estoy dando valor a unas cosas que no lo tienen. Nada vale lo que es, yo le di el valor y compré. ¿La cosa vale? Sí, soy yo el que le doy el valor. Compro un carro Audi con no sé cuántas cosas. Ahí te tomas el poder sobre ti.

RAH: Entran en  terrenos de dinámicas políticas que se plantean modelos en la realidad, que tienen que ver con circunstancias ideológicas y políticas, ¿ahí se meten? De lo capitalista…

JS: No. El otro día nos dijeron ‘ustedes socialistas’. Y yo ‘no, somos ser humano, ser origen’. Pero si me dices que esto es mentira, ahí cabes tú.

RAH: Pero, por ejemplo la formulación del sustrato que tiene la colegiatura, ¿no entra en ese territorio de lo ideológico?

JS: No, ideologías nada. Nosotros no somos secta, todo el mundo puede pensar lo que quiera. Hay una normativa institucional, como normativa de país. Si no me gusta la normativa de país, me tengo que ir. El docente que va a entrar acá le debe caber posible que ‘ser humano, ser origen’ puede ser verdad. Hasta ahí, porque sino no debería estar acá. Educar es nuestro objetivo, es sacar de sí mismo lo mejor. Quiere decir que nadie te enseña, tú aprendes. Esa es la realidad humana. No aprendes sino lo que quieres, nadie se puede meter dentro de tu vida a enseñarte. Y eso es muy fuerte decírselo a un docente. Ahora, usted tiene que traer todo el conocimiento y experiencia personal a consideración y el otro aprende. Y hay que cumplir objetivos de asignatura, de carrera, lógicamente. Si es sacar de sí mismo lo mejor, es una trabajo de corresponsabilidad, y co-creación. Si tú eres quién aprendes, ¿estás dispuesto a aprender? Les decimos, pero después de 20 años que le dicen al estudiante que no es así, que no sirve para nada, acá le estamos diciendo ‘asúmase, no permita que nadie lo esté protegiendo, protéjase a usted mismo’. Porque estamos soltando el poder del jurado inclusive físico. Hay una señora trapeando y me tiene que poner un letrero ‘piso mojado’. Voy perdiendo el sentido común, lógico que el piso está mojado y me puedo caer, tengo que estar presente con mi vida. Y uno cree que eso es un buen servicio del estado, sí lo tiene que prestar. Una estudiante me decía ‘¿por qué no hay puente peatonal?’, ‘porque no lo han hecho’, ‘pero y entonces la cebra, y deberían parar los carros’, ‘mientras nos educamos a que los carros paren, yo te recomiendo que estés pendiente porque te atropellan, ¿te queda claro?. Y eso es ser humano, ser origen, aterriza. Porque el señor que está bajando, lo está haciendo a la velocidad que quiera. Pero tú estás pasando la calle con un celular en la mano conversando’.


JS: Les contamos a estudiantes y empleados acerca del pensamiento institucional y les mostramos cómo se ve aterrizado a través de la normativa legal. No es nada extraño, no es fuera de. Cumpla la normativa y nos entendemos. Cuando el estudiante viene ‘pero es que ustedes el ser humano, el profesor me insultó en el salón’, ‘nosotros hemos sido claros en que no te vamos a tratar como una reina o rey. Te estamos dando herramientas para que no te sientas maltratado por nadie’. Y vamos a hablar con el profesor. Pero no podemos garantizar que cincuenta profesores que les enseñan en cuatro años.

RAH: Importante aguantar esas cosas. Julio, ¿la interacción de la Colegiatura con el empresariado y la industria de la moda pasa por usted, por los profesores? ¿Explican qué tipo de personas les van a llegar para incorporarse al mundo profesional?

JS: De hecho, las evaluaciones que nos han dado, porque nos tienen que evaluar de la práctica profesional, generalmente dicen que son personas diferentes. Que hay algo, no saben decir qué es. Cuando invitamos a los empresarios a que nos escuchen, cada quien está en su proceso de vida que no tienen tiempo de estar asistiendo. Y nosotros decimos que eso es lo que tiene la calidad, hay que estar pendiente. Y la industria no tiene un minuto para venirte a ver, los papás no tienen un minuto para estar pendientes de su hijos. Los papás y los jóvenes están traumatizados porque se sienten solos. Pero esa es la generación que nos tocó. No van a venir, no se van a interesar por los hijos. Hoy, ¿qué vamos a hacer con esos seres humanos que están acá? Como les vamos a enseñar a respetar, a que se empoderen. 

RAH: Me llama la atención que en los textos que les pidieron a los estudiantes que participaron en el desfile de Jóvenes Creadores Colegiatura en Colombiamoda 2017, no sólo se nota cómo han interiorizado su proceso creativo sino "la película en la que están estos jóvenes": todo es caos, todo es disfuncionalidad, no creo que sea solo una moda o querer asomarse al mundo así. Sino que tienen una percepción muy dramática y esquizofrénica del mundo adulto al que casi ya van perteneciendo. Esta añoranza de la infancia, este devolverse. Este querer ser de una manera diferente, la propia deconstrucción de las prendas que es la ortodoxia es fuerte. Puedo leer al estudiante resistiéndose al mundo contemporáneo. ¿Tendría esto que ver con esa dinámica de abandono detectan a diario en sus aulas?

JS: Pasa, es decir, eso está latente en el planeta y ellos lo están manifestando. Nosotros les damos asignaturas para que ellos aprendan a ver eso positivamente. Hay unos que los hacen y otros que deciden no. Eso es parte del proceso de evolución de esa persona, no la podemos obligar a nada. Ellos descubren que mirándose pueden proponer algo realmente auténtico. Porque si son únicos en el planeta, porque no hay otro ser humano como ese ser humano, ahí es donde puedo hacer una propuesta auténtica. En una ocasión, en el aula de clases, con una estudiante que no encontraba el tema que quería y nada. Y se le hizo una pregunta: ¿a ti qué te apasiona en al vida?, olvida el diseño. ¿Con qué vibras?. Y ella dijo ‘yo he bailado toda la vida’. ‘Cuéntame qué es bailar toda vida’. Y le hicimos la siguiente pregunta ‘¿tú pasión es bailar o danzar?’. Y a ella se le abrieron los ojos y voló. Al día siguiente dijo ‘ya sé lo que quiero para mi vida, trabajar en el Circo del Sol. Y se graduó y está en el Circo del Sol en Canadá. Es que uno no sabe el otro de qué va, ni cuándo va a hacer el click interno. Solo hay que saber hacer la pregunta. ¿Qué es lo que está tratando de expresar? Para mostrarle y que la persona vea cómo lo asuma. Ellos están viviendo eso que         quieren mirar así. ¿Cómo hace uno para mostrárselo de otra manera?

RAH: ¿Cree que el diseño de moda es un ejercicio liberador?

JS: Creería que debería ser todos los ejercicios en todas las carreras. En comunicación organizacional, la más contraria que podría haber a diseño de moda, le digo a los docentes, ‘cada vez que usted ponga un ejercicio y el estudiante elija poner un tema, antes de continuar el tema, pregúntele, ¿ese tema qué tiene que ver contigo?’. Para que haga una reflexión de él sobre él. Lo único que no puede valer es ‘porque me gusta’. ¿Por qué te gusta? Porque tengo que tener un pensamiento crítico conmigo mismo, ¿qué dice de mí? De hecho había una joven obsesionada con la cirugía y eso era su trabajo. No sé si se las hace o es lo que está viendo socialmente. Y hacía su reflexión  desde ahí. Que entiendan que nada que haga puede no tener que ver conmigo. ¿Cómo hago para volverlo consciente? Es de aquí pa adentro, porque si no ¿por qué cogiste este tema? Debería ser en cualquier asignatura, en cualquier profesión.

RAH: Este presupuesto digamos que una industria, un mundo sostenible, requiere acciones individuales para generar cambios colectivos. Estamos formulando la teoría y no va a haber ninguna circunstancia concreta. ¿Tocan en el pensum otras dinámicas que tengan propuestas para un mundo sostenible que les requiera a ellos acciones individuales que puedan redundar en acciones con impacto ambiental o económico?, ¿existe ese tema acá?

JS: Se supone que los ejercicios deberían terminar ahí. ‘No yo voy a hacer una chaqueta porque me encantan las chaquetas’, no, ¿hasta dónde lo llevo en ese concepto sostenible?, ¿hasta dónde llevo al estudiante a que reflexione? Mientras aprenden a conceptualizar en los primeros semestres, no llegamos hasta allá. Optamos por plantear problemas y promoviendo soluciones a través de los proyectos. 

 


Octubre

21

2017

Calendario MODA EN COLOMBIA

COLOMBIAMODA (Medellín): 25 al 27 de JULIO

ECOSISTEMA ARTE (Bogotá): 22 y 23 de SEPTIEMBRE

CALI EXPOSHOW (Cali): 20 al 23 de SEPTIEMBRE

B CAPITAL (Bogotá): 18 al 20 de OCTUBRE

FERIAS DE ARTE (Bogotá): 26 al 29 de OCTUBRE

EXPOARTESANÍAS / MODA VIVA (Bogotá): 6 al 19 de DICIEMBRE

chanel
Albies Channel
e-mailMis Tweets
Elogio de la lectura

"Esta es mi técnica, resucito a través de la ropa. Tanto es así que me resulta imposible recordar lo que hice, lo que me sucedió, a menos que recuerde lo que llevaba puesto. Siempre que desecho un suéter o un vestido, desecho parte de mi vida. En "Chicas bailarinas" de Margaret Atwood (Lumen).

"No se atrevía a seguir mirando al espejo. No podía enfrentarse a todo ese horror: el vestido de seda de un amarillo pálido, tontamente pasado de moda, con su falda larga y sus altas mangas y su cintura y todas las cosas que le parecieron atractivas en el libro..." en La señora Dalloway recibe. Virginia Woolf ("El vestido nuevo". Editorial LUMEN).

"En la mesa de al lado había una dama maravillosa con unos hombros preciosos, una espalda recta y un vetido tan divino que me daban ganas de llorar. Era tan bonito porque ella no necesitaba pensar cómo conseguirlo, se notaba solo con verlo" en La chica de seda artificial. Irmgard Keun (Editorial Minúscula, 2004. Primera vez publicada en 1932).

Bitácora de citas...
e-mail
Sobre la autora

“Esta revista digital la elaboro en Bogotá, la ciudad asentada sobre una silla verde, tal como sugiere el escritor Germán Arciniégas al referirse a las montañas orientales que la resguardan.”

Rocio Arias Hofman es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nació en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

En 2012 creó sentadaensusillaverde.com para investigar, escribir y publicar historias detrás de la moda. Sus piezas periodísticas aparecen también en los medios colombianos El Espectador, Fucisa Diners. Participa en conversaciones, foros y eventos académicos relacionados con la industria de la moda y sus protagonistas. Ha sido jurado de los PREMIOS CROMOS DE MODA 2014, PREMIOS DE DISEÑO LÁPIZ DE ACERO 2015, categoría Moda, CONVOCATORIA "SE BUSCA DISEÑADOR" 2016 Fucsia y PREMIO FESTILANA 2016. 

Como empresaria ha creado SILLAVERDE -Portal de la moda en Colombia-, una compañía a través de la que edita y produce contenidos para distintos formatos periodísticos que acercan la información de moda al público. Consultora de Artesanías de Colombia. Dirige el ciclo MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Cofundadora de la FUNDACIÓN MALPENSANTE con el escritor y columnista Andrés Hoyos. Una entidad sin ánimo de lucro que crea contenidos vinculados a las artes y produce festivales, exposiciones y encuentros con el público en torno a la lectura. 

Colombiamoda 2017

La edición 28 del principal evento de moda en Colombia reúne nombres indispensables del diseño nacional. Sus más recientes colecciones se presentan del 25 al 27 de julio de 2017 en Medellín. Aquí está un detalle sugestivo que nos ceden algunas de las marcas participantes. Bocetos, color, textiles, inspiración y más para anticipar lo que viene.

pinzas

PEPA POMBO

pinzas

DIANA CRUMP

pinzas

SOY

pinzas

PAPEL DE PUNTO

pinzas

DIANA GÓMEZ

pinzas

MULIERR

pinzas

LINA CANTILLO

pinzas

NOISE LAB

pinzas

MEV