cabezote
cabezote

Valores de SillaVerde

Esta revista digital pertenece a la compañía SillaVerde en Colombia. Cuatro colores identifican las actividades y valores de la marca: Periodismo (humo) + Moda (lila) + Economía Inclusiva (durazno) + Sostenibilidad (verde) Contacto: info@sillaverde.co

Moda + Artesanía

En SillaVerde creamos contenidos especializados en el conocimiento de tradiciones artesanas en Colombia y la dinámica del Sistema Moda. Foros, conversaciones y material periodístico que aportan al desarrollo de negocios de moda contemporáneos con impacto social. Foto colección Moda Viva 2019 / Daniella Benedetti, Modelo Camila Curiel

Labor constante

Como consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia, Rocio Arias Hofman realiza talleres dirigidos a comunidades artesanas en sus lugares de origen y fomenta la plataforma comercial MODA VIVA. Retrato de Andrés Oyuela.

La Malpensante Moda

La Malpensante Moda, portada de la edición 2020. Joan Juliet Buck, escritora y actriz norteamericana en la portada fotografiada por Ruven Afanador.

UN PAÍS EN CONCORDIA

Desde SillaVerde, nuestro aporte al diálogo nacional en Colombia con esta emisión especial de ALHILO, 11 de mayo de 2021. Invitados: los artesanos Jacinta Cuchillo, Arcenio Moya, Franklin Quiñones y Aty Gunnara Jamioy.

UN PAÍS EN CONCORDIA

Jacinta Cuchillo (artesana, líder misak de Silvia, Cauca) y Arcenio Moya (líder artesano wounan desde Bogotá) en la emisión especial de AL HILO de SillaVerde. El martes 11 de mayo de 2021.

UN PAÍS EN CONCORDIA

Franklin Quiñones (joyero de Tumaco, Nariño) y Aty Gunnara Jamioy Izquierdo (lingüista y líder juvenil arhuaca de Pueblo Bello, Cesar) en esta emisión especial de AL HILO de SillaVerde. El martes 11 de mayo de 2021, 11:30 am (hora Colombia) por Facebook Live Revista El Malpensante.

LA MALPENSANTE MODA 2021

Segúnda edición de la revista impresa, una alianza entre La Fundación Malpensante y SillaVerde

EL FENÓMENO DE LA MODA

Curso online. Disfrutaremos de seis sesiones de dos horas de duración divididos en diez capítulos de contenido. El fenómeno de la moda a través de un recorrido bibliográfico compuesto de ficción, poesía, ensayo y géneros periodísticos.

UN PAÍS EN CONCORDIA II

UN PAÍS EN CONCORDIA Almudena Espinosa (empresaria y fundadora de Guanábana Hanmade) y Gloria Epieyú (Artesana Wayuú) en la emisión especial de AL HILO de SillaVerde. El jueves 3 de junio de 2021.

UN PAÍS EN CONCORDIA II

UN PAÍS EN CONCORDIA Verónica Santamaría (diseñadora textil) y Adeinis Boscán (líder artesana Wayuú) en la emisión especial de AL HILO de SillaVerde. El jueves 3 de junio de 2021.

UN PAÍS EN CONCORDIA II

UN PAÍS EN CONCORDIA Juanita García (empresaria y fundadora de PRIAH) y Rosa Alarcón (Artesana) en la emisión especial de AL HILO de SillaVerde. El jueves 3 de junio de 2021.

COLOMBIAMODA2021

Cubrimiento especial SillaVerde Colombiamoda2021 Jueves 29 julio 2021 IGLive SillaVerde 11:30 am MANUELA ALVAREZ 12:30 m DIEGO GUARNIZO 2:00 pm LAURA ECHAVARRÍA

fb
AL HILO CON CARLOS POLITE

Publicado 2021-05-27 00:00:00 | Por Rocio Arias Hofman

foto

La marca POLITE, fundada por Carlos Cortés y su familia en Ibagué (Colombia), cumple diez años de ambiciosa trayectoria en la moda global.

AL HILO CON CARLOS POLITE

27 DE MAYO DE 2021

Hay una parte del proceso creativo que pasa cuando tú te involucras tanto en un proceso que al final cuando ya lo estas presentando y has iniciado ya otro proceso creativo, cuesta mucho más mirar hacia atrás y ver desde la distancia cada colección. En ese momento casi que te diría que uno le termina generando rechazo porque de alguna manera estas sobre saturado de toda la información que has procesado durante tantos meses para sacar esa colección. Entonces lo que yo siento es que me gusta tener todo muy bien archivado y organizado porque así, cuando vuelva a atrás puedo mirar los aciertos y los desaciertos. Es algo muy importante, aparte de eso, entender que hay, por un lado, un proceso evolutivo en cualquier marca o firma de moda y hay otro que es el proceso evolutivo de la moda global que genera unas tendencias, una cantidad de fenómenos que tú decides como firma si decides sumarte a ellos o si decides seguir otro camino diferente e individual.

Nosotros desde que empezamos, desde que decidimos formar Polite creo que teníamos muy claro qué era lo que realmente queríamos hacer con la firma, y a dónde queríamos ir y hasta dónde queríamos llegar y esa claridad ha estado muy presente incluso en los altibajos. A pesar de que ha habido momentos muy difíciles en los que ha habido que regresar dos pasos atrás y ha habido circunstancias externas que han hecho que los procesos sean mucho más lentos, también ha sido muy bonito porque a veces en la rapidez no se reflexiona. Cuando tienes el espacio y el tiempo para poder reflexionar creo que puedes visualizar mejor cuales son tus objetivos. En la industria de la moda pasa que tendemos mucho a compararnos a mirar al otro y a veces nos comparamos con fenómenos demasiado grandes en el sentido de lo que implican y lo que conllevan comercial y económicamente hablando. No es lo mismo ver la as grandes firmas en las que el volumen de venta de prendas de vestir no representa sino el 4% del total de sus ventas, el resto son accesorios, artículos diferentes. Para una firma pequeña como la nuestra que no está especializada ni en accesorios ni en otra cantidad de elementos sino lo que hace son prendas de vestir, es importante tener claridad sobre cuales son los parámetros a seguir porque no son los mismos parámetros, hay unos parámetros muy distintos porque tanto las estrategias de marketing como de distribución, la reflexión que tú haces frente a la prenda tiene que ser muy diferente. Tiene que haber precisamente ese algo que la diferencia y que la hace única.

 

Cuando empezamos pudimos decidir sobre la marca: no es un ready to wear, no es un alta costura, es un Concept Brand, lo que significa que lo que estas proponiendo rompe las estructuras de lo que globalmente el sector puede estar acostumbrado y eso hizo que el proceso fuera muy lento, pero también nos permitió ir aprendiendo de los errores.

En 2014 comenzamos un proceso de internacionalización y dentro de ese proceso empezó un proceso evolutivo muy interesante pero en un momento hicimos las alianzas que no eran correctas y en eso si pecamos, creo que fue un error nuestro y eso nos llevó a dar pasos atrás y ralentizar la evolución de la marca. Cuando estábamos empezando a salir de esa dificultad llegó el Corona Virus y todo se complicó mucho más pero también ha sido muy interesante porque la capacidad que te brinda ese espacio de reflexión sobre lo que quieres hacer, lo que es importante y lo que realmente quieres contar cobra sentido. Es ahí donde por ejemplo yo retomo mucho el “I am an individual” porque ese es el pilar sobre el que se sustenta Polite, uno simplemente es un dador de herramientas para que los seres humanos se vistan, investiguen y ahonden en su individualidad, pero yo no quiero tampoco imponer un estilo o una definición de que algo es correcto o incorrecto.

En 1995, en la ciudad de Ibagué, tu madre Cecilia Ramírez, a cargo de 4 niños, porque eráis realmente pequeños, tuvo la habilidad, la consagración, el empeño y la voluntad de organizar un pequeño taller de vestidos de baño, ¿En qué momento, si pudieras recordar eso desde el punto de vista familiar, los hermanos, pero en espacial Diana, Natalia y tú Carlos, adquieren consciencia que ese taller hecho con las manos por Cecilia, se podía convertir en una opción de negocio?

Lo que resume todo eso es una palabra y es pasión porque a mi me apasiona, a mi madre la apasiona, y a mis hermanas las apasiona, y cuando hay pasión, esta frase que dicen “sarna que pica con gusto”. Esa pasión por el vestir, por hacer prendas, por indagar en tejidos, por explorar, por ponerse retos y decir vamos a hacer esto, buscar las formas para construir y para generar un lenguaje diferente, que cuando la gente lo vea lo reconozca, eso es emocionante porque no se trata solamente de un taller. A mi madre cuando empezó le gustaba explorar e indagar y eso llevó a que cada uno [de sus hijos], desde su punto de vista quisiera aportar en lo que es Polite hoy en día.

Mi mamá sigue estando a cargo, ella dice que ya está muy cansada y que lo quiere soltar pero pues no lo se, sabemos que llegará ese momento y esperamos estar preparados porque cubrir a mi madre es complicado. Mi madre es igual de obsesionada con la perfección de las cosas, ella dice que una prenda tanto en el exterior como el interior debe ser perfecta, las dos partes deben hablarte de la prenda porque son un conjunto, no es que el interior esté por un lado y el exterior esté por el otro sino que son dos elementos que conviven todo el tiempo por lo cual si tu quieres hacer una prenda exquisita debe estar muy bien confeccionada, muy bien elaborada y patronada y hay que indagar mucho sobre todo eso. Nosotros somos muy obsesivos con el tema de perfeccionar las cosas y siempre estamos perfeccionando y revisando todo. Son prendas que también siempre están en un proceso evolutivo y creo que eso eventualmente lleva a la excelencia.

¿Cómo podríamos describir el taller de Polite, esa convivencia entre la tecnología y la artesanía, porque es un taller profundamente artesanal?

Es un laboratorio porque muchos procesos son incluso de exploración de buscar un resultado, un efecto. Cuando nosotros empezamos a trabajar con el Spacer, que hace parte del ADN de Polite, lo que es hoy en día a lo que era en ese momento la diferencia es abismal y aún así abordamos el proceso porque me parecía un material muy interesante que tiene cualidades tecnológicas. El Spacer son dos tejidos unidos por un hilo que forman una cámara que permite que el tejido se comporte diferente dependiendo de la temperatura del cuerpo. Todo va evolucionando y aún seguimos trabajándolo, en esta colección hay dos o tres piezas que llevan Spacer, el material se ha ido aligerando, ha perdido el espesor, cada vez viene de un gramaje más delgado pero la sensación de volumen es muy parecida, ha ido perdiendo como esa densidad.

Si a mi me definen por algo yo digo, yo no soy diseñador, no soy artista, soy colorista, me encanta el color y no hablo del color como que yo no haría nada en negro o no haría nada en blanco, yo hablo el color como un espectro donde cabe toma la gama cromática en todas las escalas, los fríos, los cálidos, los cuaternarios, los terciarios. A mi el color es algo que me obsesiona y creo que ha sido una constante en la búsqueda del universo Polite. El hecho de yo desarrollar, que no es algo que hace normalmente un director artístico, los prints de las colecciones me permite crear un discurso a través del print del vestido, para mi el tejido es un lienzo, solo que yo lo interpreto de una manera diferente. Cuanto tu te paras frente a un cuadro y vas a pintarlo tu tienes que tener en cuneta unos aspectos en composición, en espacio, qué es lo que quieres contar. Cuando pintas o ilustras para desarrollar un print es diferente porque el espacio se convierte en un espacio abstracto, es como una atmósfera en donde todo flota porque son objetos que tu dibujas o pintas y que luego los vas a reagrupar y componer en otra cosa dentro de un conjunto de elementos.

Hay un color que es mi obsesión que es el azul, el azul navy, suelo usarlo mucho siempre en todas mis colecciones, revisa los 10 años hay azul en todas sus vertientes y demostraciones, no puede dejar de faltar el azul. Pero concretamente el navy porque para mi es como el negro de los colores, me parece muy elegante me resulta muy fácil de combinar, muy apto para cualquier gama cromática. Es el color perfecto para rellenar la atmósfera.

Sobre la colección para Michelle Violi Harper.

El azul es felicidad, llenarlo todo de azul me encanta. En esa colección en particular que nace a raíz de un viaje a Portugal conecto con un artista portugués que es el que dibuja todas las fachadas. Yo hago un ejercicio fotográfico de recorrer todo Lisboa fotografiando las fachadas de los edificios que me llamaban la atención y luego hice un ejercicio como de mosaico fotográfico y a partir de ese moscaico se lo pasé al artista porque quería que tuviera la sensación de dibujo, de la imperfección de la mano, al final la mano tiene un algo que imprime y ahí nace toda esa atmosfera azulada. Todo giraba en torno al azul en esa colección.

Creo que siempre he tenido una muy buena conexión con los pintores con los que he trabajado porque yo soy pintor. Ellos tenían algo muy particular y era que eran coloristas y así uno conecta muy fácil. Pero debo decir que todos los creativos con los que he trabajado, directores de cine, ha sido muy fácil porque si a mi me transmiten una idea muy claramente yo fluyo muy fácilmente y como buen director artístico se escuchar y se rodearme de gente que me aporte. También entender que en la dirección artística uno es como un director de orquesta, uno es el que coge todo lo bueno de muchos y forma una armonía y una composición y creo que en ese sentido me ha sido muy fácil trabajar con la gente que tiene un vinculo con el arte y con algún compromiso social.

Sobre la colaboración junto a la artista española Ira Lombardia.

Yo creo que es fundamental compartir ideas si quieres crecer dentro de tu proceso creativo, porque el compartir ideas significa que compartes, pero también recibes ideas de los otros y de todo ese mar de ideas filtras y vas escogiendo lo que mejor se adapta a tu discurso y es ahí donde empiezas a construir tu universo propio a partir de muchas ideas. Si no absorbes ideas el discurso se vuelve muy precario, a veces tú escuchas ideas con las cuales de pronto no estas de acuerdo, pero no por ende hay que borrarlas o simplemente no escucharlas. Yo creo que es importante escuchar sobre todo cuando la gente piensa diferente porque cuando coincidimos demasiado creo que tampoco es tan bueno, es importante encontrar gente que te haga confrontar tus propios discursos para que algo se te mueva y te replantees en tus búsquedas individuales, eso es importante.

Con Ira tenemos una relación impresionante, ella es una de mis mejores amigas y nos conocimos porque nuestra pasión por el arte nos llevó a amarnos mutuamente. Ese amor mutuo a resultado en proyectos, discursos, ideas, hay momentos en los que hemos pensado diferente, pero su discurso es parecido en ciertos aspectos sobre la revisión de la mujer, la fotografía, el consumo masivo de las redes sociales, que de cierta manera el discurso mío va por ese camino también.

Este año de pandemia nos ha hecho pensar en muchos aspectos, para una firma como la nuestra que hace ropa y que el 100% de sus ventas son las prendas de vestir, lo más importante no es en realidad mover las colecciones por estaciones sino realmente sacar las colecciones en los tiempos que nosotros consideremos que el mercado está preparado en ese momento para vender nuestro producto. Una idea en torno al consumo, en torno al discurso hasta desde el desarrollo de los prints. En este momento llevamos trabajando un tiempo concentrados en toda la parte pictórica, en toda la parte del dibujo y que es lo que quiero contar en torno a ello y todo eso me está dando vueltas, pero también al hecho de pensar las prendas como algo atemporal, que no tiene tiempo, no como algo que está pensado para una tendencia o en un momento determinado. Sino hacer algo simplemente porque es un objeto que tu puedes usar en cualquier momento.

Nosotros hemos tocado muchas puertas en los últimos 10 años, cuando nosotros comenzamos el proceso de internacionalización empezamos con un contacto de un Showroom de representación en Nueva York. Cuando presentamos el primer trabajo en Nueva York fue algo impresionante, llevábamos el Spacer, llevábamos unos materiales y era una época en la que emergía mucho el tema del Showroom. Legamos a dos chicas que habían visto nuestro trabajo porque nuestra página web estaba activa y por eso nos escribían. Y con ellas trabajamos durante casi tres años luego cambiamos a un Showroom en Los Angeles. De ahí fuimos a participar en Paris, pero todo ha sido oportunidades que nosotros hemos ido buscando, indagando. En ese tiempo no había un asesor pero es que el mercado de la moda en Colombia no existía. Hoy en día hay un montón de asesores, de consultores, una cantidad de gente con un conocimiento previo sobre qué se debe hacer para introducirse en un mercado internacional. Nosotros fuimos a lo que sabíamos, lo que nos decían, ya ahí sí nos fuimos formando y creciendo del ensayo y error.

Le gente dentro de la industria no entiende que la ultima finalidad, el proceso más importante es la venta. Eso es fundamental porque si tu no vendes al final tu proceso creativo no llega a nada, tu tienes que vender y tienes que entender cómo funcionan los mercados, cada país es un universo. Todo ese tipo de conocimiento tienes que tenerlo para estar preparado en un mercado. Han sido procesos de aprendizaje pero que nadie nos enseñó porque en Colombia no había nadie que nos pudiera dar esas asesorías, fuera había mucha gente con conocimiento pero que había que pagarles unos dinerales enormes sin garantías de ventas. Entonces asumir un riesgo tan alto por ese equipo de asesores que no te están garantizando ventas, para una empresa pequeña no es nada fácil. Todo lo que se haga en favor de la industria de la moda en Colombia tiene que ser en favor de las ventas, dejar de ver la moda como un evento social y más como una industria que puede generar muchísimos ingresos, porque para que exista la creatividad y existan las manifestaciones variadas dentro del mundo de la moda tiene que haber ventas. Toda la maquinaria tanto estatal como privada tiene que estar en función de que las ventas funcionen.

¿Qué posición asume Polite frente a la lista de tendencias de moda propuesta en Tribu by LAFS para 2021?

La influencia de los signos zodiacales para 2021

Nada.

Los plisados

Siempre. El plisado es una cosa maravillosa, no hay nada más cómodo que una falda rotonda de plisados en un día de verano en una seda maravillosa, en un tejido ligero. Hasta en un tejido pesado en invierno es maravillosa, es la arquitectura en movimiento. Me encanta.

Cuando yo diseño un print para una colección pienso también en cuáles voy a plisar y cuáles no, precisamente por la deformación que sufre el estampado en el plisado. Son como diferentes caras de una estructura

Tropical prints en vestidos sueltos y blusas clásicas que conectan con la naturaleza.

Me encanta, todos en todas sus vertientes, es que son prints que te los pones y solo te dan alegría. Anuncian siempre el verano que es mi época favorita del año.

Activewear

Me encanta, cuando hice una colección de spring summer que hablaba sobre el proceso de paz en Colombia, mezclaba el print militar con lunares, en esa colección habían capuchas con los estampados en la espalda con zonas indígenas que sufrían con violencia a causa de la guerra.

Me gusta coger tejidos diferentes y darles un vuelco, llevarlas a mi terreno, a ese “Je ne sais quoi”.

Los toques metálicos tanto en tejido como accesorios.

Me gusta como en un toque dentro de las prendas, me encanta el dorado, pero no suelo utilizarlo en prendas de vestir sino en por ejemplo los botones o en colocar por ejemplo un pin en el cuello de una camisa en tono oro. Me gusta mucho ese acento porque ese simple acento le da otra lectura a la prenda. Me gusta en esos aspectos.

Esa noción de la realidad, de lo que está pasando, de lo que está sucediendo en la calle, en el caso de Colombia, de las protestas en las calles, de los reclamos sociales, de la indisposición con una democracia que parece no ser suficiente para dar sentido a la calidad de vida de las personas. Esa realidad está ahí ¿Qué te produce como director creativo esta convivencia con la realidad colombiana? ¿Qué tendrías para decir al respecto?

Pues mira a mi la verdad es que es muy complicado convivir con ello cuando tu has sido partícipe de querer construir una Colombia diferente, una Colombia con una visión más internacional. Con demostrar que hay grandes creativos, que Colombia no solamente puede esperar pensar en guerra o en violencia, sino que puede crear grandes creadores que pueden aportar al discurso global, esa efervescencia de muchos creadores y lo digo desde el campo del diseño puede hacer muchas cosas, hay muchos discursos, muchas historias por contar.

Es muy triste y penoso ver la situación de Colombia y es una reflexión que se puede convertir en un proceso creador, porque en ultima instancia uno busca dejar algo de su propia historia y del hecho de lo que conlleva ser colombiano y el hecho de convivir con esta realidad porque esta realidad hace que le proceso de tu trabajo sea mucho más difícil.

Yo cuando diseño, pienso en que sea algo funcional también ahí es cuando sucede un proceso de transformación. Para mi hubiera sido ideal hacer las fotografías de la última colección con una chica y un chico, por temas de pandemia fue una odisea y no se logró pero hubiese sido ideal tener el mismo elemento en dos individuos diferentes. Me encantaría poder seguirme relacionando de esa manera porque al final yo creo que las prendas pueden ser totalmente no binarias. Yo acá en en Madrid veo en la calle a un chico en vestido, el mundo se está transformando lo que pasa es que las transformaciones van a velocidades de crucero y si salimos a observar y salimos a la calle en las grandes ciudades se ven evidentes esos procesos de transformación. Cuando sales a la calle sientes la efervescencia de que algo se está cociendo.

Cuando se trata de sofocar algo que no se debe sofocar porque es algo importante en la transformación de los individuos y de los seres humanos, hay miedo y es el miedo al cambio, el ser humano por naturaleza le tiene miedo al cambio. Hay unos que son más arriesgados que son los que se arriesgan a esos procesos de transformación y deciden cambiar el mundo, son como pequeños granitos que van haciendo ese proceso transformador, lo que uno no debe hacer es frenarse por el miedo. El miedo es bueno sentirlo pero que el miedo no te bloquee o te lleve a quedarte ahí, sino que avances, que tengas esta capacidad.

A mi me obsesiona darle una lectura distinta a los hombros, es algo que me vuelve loco, me gustan mucho los hombros, aunque no suelo utilizar nunca hombreras. La hombrera clásica como tal no he utilizado, sino hombreras que eran de quitar y poner que eran de llevar o no llevar, el día que te levantes contundente te pones esas hombreras, el día que vas más relajado las eliminas y sigues teniendo la versatilidad de la pieza. Los asiáticos acentúan mucho la parte de atrás, el triángulo del cuello porque dicen es de las partes más sensuales, me parece que es muy bonita para definirla cuando haces un cuello, un escote darle un acento antes de que empiece la espalda me encanta. Y los cuellos altos que es ya un clásico en Polite es el cuello qipao que es el cuello tradicional del vestido chino y a mi me encanta utilizarlo uno y otra vez, en vestidos, blusas, vestidos largos, ajustados al cuerpo.

Queríamos introducir el bolso como un elemento más del universo Polite, pero al final pasa el problema del desarrollo técnico de algo y querer hacerlo en Colombia no es tan fácil. Nosotros tenemos la oportunidad de garantizar la calidad de nuestras prendas porque tenemos un taller propio especificado y riguroso con el tema de calidad. Pero cuando sales a um satélite a controlar algo desde el exterior son procesos mas difíciles y se convertía en algo demasiado complicado entonces al final no se dio esa oportunidad de hacerlo bien.

Sobre lo que viene próximamente

Polite va a celebrar su vuelta a sus orígenes, ha sido muy interesante hacer una cápsula para una marca colombiana bastante conocida, un ejercicio muy interesante, muy enriquecedor. Enfrentarte de nuevo al vestido de baño ha sido muy bonito porque siempre le he tenido mucho cariño, lo que pasa es que llevan poca tela y yo necesito lienzo y si no tengo lienzo me frustra, pero creo que en esta colección logré esa simbiosis de hablar del print de Polite pero en una versión mucho más terrenal.

He trabajado con un tejido reciclado porque es algo con lo que llevo ya un tiempo obsesionado, en la circularidad, nosotros como marcas pequeñas pensamos en la contribución a una moda menos contaminable y que deje de generar el problema medio ambiental, para nosotros es muy importante. Esta colaboración la hemos hecho toda con tejidos reciclados y de hecho gran parte de los tejidos de Polite que ya estamos introduciendo son material reciclado. Creemos que ese puede ser uno de los futuros dentro de la industria para evolucionar y dejar a un lado algo que no está bien.

 

 

Septiembre

28

2021

Calendario MODA EN COLOMBIA

Formato híbrido de eventos (virtual y presencial)

COLOMBIAMODA Y COLOMBIATEX: 26 al 29 de JULIO, Medellín

EXPOARTESANO: 24 de SEPTIEMBRE al 4 de OCTUBRE, Medellín

LATIN AMERICAN FASHION SUMMIT: 1 al 3 de NOVIEMBRE, Miami 

EXPOARTESANÍAS: 3 al 19 de DICIEMBRE, Bogotá

La Vida Animada Moda 360
La Vida Animada
chanel
Elogio de la lectura

Bitácora de citas...
e-mail
SillaVerde

Esta compañía tiene su sede en Bogotá -"la ciudad asentada sobre una silla verde"- tal como alude el escritor Germán Arciniégas a las montañas orientales que la resguardan.

ROCIO ARIAS HOFMAN es politóloga y periodista en radio, prensa, televisión y medios digitales. Nace en Madrid y vive en Colombia desde 1994.

Consultora del Programa de Moda y Joyería de Artesanías de Colombia desde 2015 y del proyecto MODA VIVA. Dirige el ciclo de debates MODA 360 de la Cámara de Comercio de Bogotá (2015-2019) y la franja de conocimiento de Bogotá Fashion Week (2018 y 2019). Ha sido colaboradora de El Espectador, El Malpensante, Fucsia, Diners y Vogue Latinoamérica.

2012: Revista digital sentadaensusillaverde.com / 2016: Fundación de SILLAVERDE SAS / 2017: Estreno de LA VIDA ANIMADA en Youtube en alianza con Expor Mannequins. / 2018: Podcast TALKING CLOSET en alianza con Akorde. / 2019: Asesorías para la creación de contenidos editoriales y elaboración de narrativas de moda para clientes del sector privado. / 2020: Publicación de La Malpensante Moda en coproducción editorial con Fundación Malpensante. / 2021: Realización de la serie de entrevistas AL HILO  por IGLive SillaVerde y publicación de la columna dominical "Las pinzas de la langosta"

SillaVerde cuenta con un equipo de investigación y diseño gráfico (Verónica Santamaría, diseñadora de la Universidad de Los Andes) y administrativo (Leidy Díaz, contadora) y múltiples aliados del sector público y privado con quienes desarrolla sus proyectos.

 

Archivo
RASGOS de SillaVerde

Ofrecemos contenidos editoriales sobre la industria de la moda especializados en:

* SOSTENIBILIDAD

* TRADICIÓN ARTESANAL

Elegimos trabajar en conjunto con el sector público y privado en Colombia. Contribuimos a fortalecer alianzas y a diseñar oportunidades de negocio con un sentido social, ético y productivo. 

pinzas

CRECER EN REPUTACIÓN

pinzas

TENDER PUENTES ENTRE PERSONAS Y SECTORES

pinzas

CONTENIDOS ORIGINALES

pinzas

INFORMACIÓN, ANÁLISIS Y CONOCIMIENTO

pinzas

PRODUCIR CON SENTIDO

pinzas

MODA CON PERSONALIDAD

pinzas

PENSAR GLOBAL, ACTUAR LOCAL